Cuidado de las piezas

Todos nuestros diseños están realizados con piezas libres de níquel y plomo. Ambos elementos están prohibidos en la Unión Europea por ser perjudiciales para la salud.

Para que las piezas se mantengan como el primer día el mayor tiempo posible recomendamos seguir estos pasos:

  • Guarda las piezas en una bolsita: procurar mantenerlas en el joyero protegidas del polvo del ambiente y la suciedad e intentar no juntar muchas para que no se enreden ya que cuando lo hacen e intentamos desenredarlas tiramos de llas y las arandelas van cediendo hasta que se abren.
  • Evita la humedad: procurar no mojarlas, no ducharse con ellas ni llevarlas a la playa o a la piscina. Aunque las piezas llevan baño de oro o de plata pueden verse afectadas.
  • Limpia las piezas periódicamente: Es conveniente limpiar de vez en cuando con un trapo suave de algodón para devolverles el brillo y retirarles el polvo ya que el sudor y la grasa corporal pueden opacar el color o incluso desgastar el baño con el tiempo.
  • No aplicar colonias, perfumes y otros productos cosméticos: es importante no utilizarlos sobre la zona en la que se vaya a llevar la pieza para evitar que se dañen los baños y estos se pierdan antes de tiempo.